Las carillas dentales son un tratamiento de odontología indoloro para garantizarte una boca radiante. Las carillas modifican los dientes, mediante materiales que imitan la forma y color de los dientes naturales.

¿Qué es?

Es una pequeña lámina que se coloca en la parte visible del diente para tapar problemas ocasionados por infecciones como las caries, deficientes restauraciones previas, fracturas del esmalte, alteraciones del molde y cambios de color para mejorar su imagen externa.

Funciones

Se trata de un recubrimiento del diente que mejora la imagen general de la dentadura y puede colocarse, tanto en la parte superior como en la inferior, aunque en los dientes posteriores, es decir, los molares y premolares, suelen utilizarse las coronas o fundas dentales por su mayor durabilidad y robustez.

Por ello, la principal función de las carillas dentales es estética, ya que permiten revestir los dientes dejando a la vista una dentadura perfecta.

En cuanto a la solución de problemas de salud bucodental, las carillas dentales no son efectivas ya que se trata de un tratamiento estético. Por este motivo se deben solucionar previamente los problemas que se detecten de forma previa a su colocación con el fin de evitar posibles riesgos.

Como tratamiento dental estético cumple las siguientes funciones.

  • Cubrir roturas, fracturas e imperfecciones de los dientes
  • Cubrir desviaciones y espacios interdentales
  • Corregir la apariencia de los dientes
  • Cubrir problemas de color en los dientes

Diferentes tipos

Los dos materiales más comunes usados en la fabricación de las carillas dentales son la resina y la porcelana. Ambos tipos pueden ser fabricados por un experto protésico.

Las carillas dentales de composite o resina se fabrican directamente sobre el diente aplicando esta resina (similar a la utilizada en la colocación de empastes) a la cual se dará la forma del diente. Este tipo de carillas dentales son más baratas y las más rápidas y sencillas de colocar, aunque ofrecen una peor calidad que las de porcelana, por lo que requieren ciertas revisiones periódicas para su correcto mantenimiento.

Por su parte, las carillas dentales de porcelana son fabricadas previamente en laboratorio y son posteriormente colocadas en el paciente. Por este motivo son más caras que las carrillas de composite, pero los resultados son mucho mejores en cuanto a calidad, mayor durabilidad y estética.

Dependiendo de las necesidades y circunstancias de cada caso puede ser más apropiada una opción u otra. Por lo que nuestra recomendación es dejarse asesorar por uno de nuestros especialistas, ya que será la persona que mejor puede determinar la opción que mejor se adapte.

Limpieza

Las carillas dentales se deben limpiar como sus propios dientes. El uso del hilo dental una vez al día y el cepillado por lo menos dos veces por día con una crema dental con flúor ayudan a remover los residuos de alimentos y la placa bacteriana.

Si necesitas saber más sobre las carillas dentales para mejorar la estética de tu boca no dudes en consultar con nuestro equipo especialista de Medical Implant. Concierta tu cita a través de nuestro correo electrónico info@dentalturismo.es o nuestro teléfono +34 922 74 97 42.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *