En verano, el buen tiempo invita a disfrutar de un rico helado, pero ¿cómo afecta esto a mis dientes? Al estar hechos con un alto porcentaje de hielo, puede producir cierta hi-persensibilidad en los dientes, lo cual puede derivar en dolor de encías, aunque en una boca sana y cuidada, no debería de existir este tipo de problemas.

Una de las claves más importantes para que el frío de los helados no produzca males-tar en tus dientes, es tratar de evitar los contrastes excesivos de temperatura. Es decir, no exponer tus dientes a las bajas temperaturas de este postre tras haber ingerido una bebida o comida caliente, ya que, de lo contrario, nuestro aparato dental se resentirá.

Como es lógico, las personas que tienen una alta sensibilidad dental deben evitar tomar helados ya que se sirven a temperaturas muy frías. Esto se debe a que, bajo el esmalte de los dientes, se encuentra una capa llamada dentina, desde la que pequeños canales llevan hasta el interior de nuestros dientes donde se sitúa el nervio. Cuando la dentina queda expuesta porque el esmalte del diente se ha desgastado, algo a lo que nos en-frentamos con un uso de frío repetido, el nervio del diente es más vulnerable.

Por otra parte, quizás no hayas caído en este dato, pero es altamente recomendable cepillar tus dientes después de haberte tomado un helado, ya que éstos, en su mayoría, están compuestos por azúcares que pueden derivar en caries. Además, las bacterias que tenemos en la boca, al contacto con el azúcar, forman ácidos que desgastan el esmalte provocando dichas caries. ¡No debemos descuidarnos! Es importante también cuidar tu higiene bucodental en verano.

Otras formas de refrescarse

helados-dientes-verano-alternativas

Quizás renunciar a los helados en verano no sea una catástrofe, existen muchos ali-mentos que pueden hacer estos meses menos calurosos, como, por ejemplo:

Melón: El melón tiene un alto índice de vitamina A y además ayuda a la hidratación, a eliminar toxinas y a elevar nuestra energía.

Sandía: Es sin duda la fruta más refrescante, tiene un alto contenido en agua, ayuda a eliminar la sed e incluso los líquidos del cuerpo. Además, tiene un sabor dulce y agra-dable,

Pepino: Es muy utilizado durante los meses de verano y, de hecho, uno de los ingre-dientes principales para platos como el gazpacho o las ensaladas. Contiene altos índi-ces de Vitamina C, calcio y es muy rico en agua.

Apio: Cuenta con múltiples ventajas, como, por ejemplo, reducir el colesterol, ayuda a la digestión, sirve para eliminar toxinas e incluso para perder peso.

Esperamos que este post te haya ayudado a combatir el caluroso verano y recuerda que nuestro equipo está a tu disposición para resolver cualquier duda que puedas tener sobre tu salud bucodental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies