Hoy se celebra el Día Mundial de las enfermedades raras, muchas de ellas tienen síntomas o consecuencias que afectan a nuestra salud bucodental.

Como acta de recordatorio de ese grupo de enfermedades raras vamos a mencionar algunas que afectan directamente a nuestros dientes o nuestra boca. Son varias las que tienen influencia como causa o consecuencia de estas enfermedades de difícil diagnóstico.
El objetivo de este artículo es visibilizar algunas de ellas en este día tan especial y que podamos conocer en mayor profundidad esos términos poco habituales que pasan desapercibidos en nuestra vida diaria.

La enfermedad de Buerger

Es una enfermedad poco frecuente que se desarrolla en las arterias y venas de las extremidades. Relacionada íntimamente con el consumo de tabaco daña y destruye los tejidos de la piel llegando a una infección irreversible. La gangrena y la amputación es la última escala de esta enfermedad peligrosa que se mitiga generalmente con la ausencia del tabaco en la vida del paciente.
Se cree que esta enfermedad está vinculada con una infección a largo plazo de las encías.

Síndrome de Papillon Lefevre

Esta enfermedad de origen hereditario es extremadamente rara (entre 1 y 3 por cada millón de personas). Se caracteriza por hiperqueratosis o desarrollo exagerado de la capa córnea de la piel de las palmas de las manos y las plantas de los pies, enfermedad periodontal precoz, caries dental e hiperhidrosis.

La enfermedad periodontal se caracteriza por infecciones bucales de repetición y abscesos dentales con fuerte halitosis, úlceras, eritema y sangrado de las encías, con supuración y pérdida prematura de los dientes: los “dientes de leche” se caen entre los 3 y 4 años y los dientes permanentes entre los 12 y los 14 años.

Síndrome de Nance-Horan

Esta es una enfermedad genética que se produce por alteraciones del gen NHS. Son varias las afectaciones que se producen en el organismo, siendo los ojos y los dientes los principales afectados.

Refiriéndonos a las características dentales que provoca esta enfermedad, los varones con síndrome de Nance-Horan pueden tener varias anomalías. Dientes de forma inusual, dientes extra (supernumerarios), ausencia de algunos dientes (agenesia dental), dientes retenidos o espacios inusualmente anchos (diastema) entre algunos de los dientes. Los dientes delanteros o incisivos, son generalmente cónicos y con forma de ‘destornillador”. Los dientes en la parte de atrás de la boca pueden tener forma de cono, redondeada o cilíndrica.

Anquilosis dental

Es otra de esas enfermedades raras, en este caso se caracteriza por la fusión de un diente al hueso alveolar impidiendo movimiento y desarrollo. Esta sí que es una enfermedad propia de los dientes y no entra dentro un compendio de síntomas. Un puente óseo ocasiona la obliteración de los ligamentos periodontales y la base del diente se fusiona al hueso alveolar.

Debido a caries y a otras enfermedades periodontales, la anquilosis dentaria puede llevar a la pérdida del molar en retención, así como a la de los dientes colindantes, pudiéndose deformar la estructura esquelética facial. Se estima que su motivación es genética.

Estas son solo algunas de las muchas enfermedades raras que surgen en nuestros dientes o que como síntoma representan afectaciones dentales. Es nuestro pequeño granito de arena para visibilizar algunas de las patologías que se encuentran en nuestra sociedad y que nos disponen de medios para su tratamiento o para su investigación.

Son muchas las personas que sufren estas enfermedades y muchas otras y que se encuentran en situaciones precarias por el olvido al que se ven sometidas. Les transmitimos desde Medical Implant todo nuestro apoyo y solidaridad en este 28 de febrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *