¿Qué me conviene más, un cepillo de dientes manual o uno eléctrico? Seguramente te lo has planteado en más de una ocasión y no te has atrevido a dar el paso. En este post te contaremos todo lo que debes saber sobre este ventajoso producto y te ofreceremos los mejores “tips” para sacarle todo el partido y mantener la mejor higiene bucal.

Tanto el cepillo manual, como el cepillo eléctrico son eficaces en la higiene dental siempre y cuando se haga con la técnica adecuada y durante el periodo de tiempo necesario. Sin embargo, esto es algo que no ocurre siempre, en cuyo caso el cepillo eléctrico ofrece algunas ventajas sobre el cepillo manual y es capaz de aportar un rendimiento más completo.

Cepillos_eléctrico_manual

Ventajas

Los cepillos de dientes eléctricos están dotados de un pequeño motor eléctrico recargable capaz de conseguir un rápido movimiento de rotación del cabezal difícilmente imitable por el cepillo manual. Además de rotar, esta tecnología hace oscilar el cabezal y consigue llevar a cabo la limpieza de forma más eficiente. Este es uno de los puntos a favor de los cepillos eléctricos, aunque no es el único. A continuación, te traemos algunas ventajas más:

  • Algunos cepillos eléctricos vienen equipados con sensores de presión que nos avisan en caso de que estemos ejerciendo demasiada presión. Esta cualidad es especialmente necesaria para proteger la encía y evitar la erosión de las piezas dentales.
  • Otra gran ventaja es la incorporación de un temporizador. Ayuda a realizar el lavado de dientes durante el periodo de tiempo recomendado por los expertos. Aspecto que resulta difícil controlar con el cepillo convencional.
  • Con los cabezales más pequeños respecto a los manuales logramos alcanzar zonas complicadas y de difícil acceso para conseguir una limpieza bucal más profunda.
  • Gracias a la velocidad de giro del cabezal conseguimos mejores resultados en el mismo tiempo de cepillado respecto al cepillo de dientes manual.
  • La tecnología posibilita incorporar otras ventajas en cepillos eléctricos más avanzados. Algunos ofrecen conectividad con aplicaciones móviles para recibir información completa sobre el cepillado, otras permiten elegir el programa de lavado a medida según nuestras necesidades y, otros, incorporan baterías de litio de larga duración.

Mantenimiento

Es importante prestar atención al mantenimiento de tu cepillo de dientes eléctrico para garantizar la mejor limpieza con cada cepillado. Te traemos algunos consejos para cuidar tu cepillo y sacarle el máximo rendimiento:

  • Cambiar el cabezal de tu cepillo cada tres meses.
  • Se recomienda aclarar el cepillo con agua corriente después de cada cepillado para limpiar la pasta de dientes sobrante.
  • No cepillarse en exceso ayuda a mantener los filamentos en buen estado para conservar la efectividad del cepillo.
  • Dejarlo secar al aire libre y guardarlo en la posición adecuada o recomendada por cada fabricante.

Tanto si lo hacemos con cepillo eléctrico, como si preferimos hacerlo de forma manual, lo importante para lograr la higiene dental deseada, es crear unos hábitos que nos faciliten esta tarea. Elegir el cepillo correcto es tan necesario como cepillarse dos veces al día como mínimo, elegir la pasta de dientes correcta, usar hilo dental y llevar una dieta saludable. Y, por supuesto, no dejar de visitar al dentista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies