Son muchos los problemas relacionados con la salud dental que pueden aparecer a lo largo de la vida. Estos problemas requieren cada vez más la atención por parte de los pacientes y la toma de consciencia de la importancia de disfrutar de una buena salud bucodental. Las causas pueden variar en funcionar de variables como la edad, la higiene, la alimentación, entre otras. Enumeramos algunos de estos problemas dentales que nos obligan a visitar al odontólogo.

problemas_dentales_frecuentes

CARIES

La caries es la destrucción de los tejidos del diente, y cuya principal razón está directamente relacionada con la alimentación y la higiene dental. Algunos de los síntomas más evidentes son: el dolor en la pieza dental, irregularidades al tacto con la lengua o sensibilidad cuando ingerimos algún alimento o bebida fría. Dependiendo de la gravedad del caso, este problema puede tratarse con empastes, endodoncias, coronas y otros métodos. Para lograr prevenir este problema tan común se recomienda un correcto cepillado de dientes, utilización de hilo dental, utilizar el dentífrico correcto, evitar en la medida de lo posible los alimentos demasiado azucarados y visitar a tu dentista de confianza regularmente.

GINGIVITIS

La gingivitis es provocada por la inflamación o sangrado de las encías debido a la acumulación de restos alimenticios. La mala higiene puede llevar a la acumulación de placa bacteriana que deriva en un número mayor de estas bacterias. Entre los síntomas más comunes está el enrojecimiento, sangrado e inflamación de las encías. En muchos casos no produce dolor, por lo que en ocasiones resulta complicado identificar el problema. Entre las principales causas podemos mencionar el consumo de tabaco, dientes difíciles de limpiar, embarazos, diabetes, el consumo de ciertos medicamentos y, sobre todo, mala higiene. Se aconseja consultar a nuestro odontólogo de confianza al mínimo indicio para evitar problemas mayores como la periodontitis.

HALITOSIS

Cuando nos referimos al mal aliento o al conjunto de olores desagradables que se emiten desde la boca al hablar o respirar, estamos hablando de halitosis. Puede estar provocado por la alimentación que llevamos, por tabaquismo y por otras condiciones. Si persiste en el tiempo puede derivar o ser síntoma de una enfermedad periodontal. Para combatirlo y prevenirlo se recomienda ser estrictos con la higiene dental y lingual, con el hilo dental y hacer uso de un limpiador lingual. Es recomendable acudir a nuestra clínica dental para detectar el origen de este problema.

LLAGAS O AFTAS

Las llagas o aftas son de los problemas dentales más comunes y pueden aparecer por diferentes causas, algunas sin importancia y otras graves. Son infecciones por bacterias, virus, hongos, irritaciones provocadas por alguna prótesis, por estrés u otros problemas más graves. Puede ser tratado con enjuagues o colutorios indicados para ello, aunque si no desaparecen en aproximadamente dos semanas debe consultar a su dentista.

DOLOR DE MUELAS

El dolor de muelas es otro de los problemas dentales más comunes. Puede ser provocado por multitud de causas como: una caries, problemas de encías, muelas del juicio, entre otras. Ante un dolor de muelas se recomienda acudir a tu dentista para identificar el problema y recibir un tratamiento acorde.

BRUXISMO O RECHINAR DE DIENTES

El bruxismo consiste en apretar con fuerza la mandíbula, generalmente por la noche, llegando a rechinar los dientes. Las principales causas están relacionadas con el estrés, empastes desiguales al resto de dientes o problemas con la mordida. Los síntomas pueden ir desde dolor de cabeza y oídos graves a dolor de mandíbula, pasando por dolor de dientes y desgaste de las piezas dentales. Suele mitigarse y tratarse con el uso de una férula dental a medida realizada por tu dentista para corregir problemas al morder y, por supuesto, cuando la causa sea el estrés reduciendo el nivel del mismo.

SENSIBILIDAD DENTAL

La sensibilidad dental es el dolor o malestar de las piezas dentales cuando ingerimos alimentos o bebidas calientes, frías, dulces o ácidas. Las caries, fracturas dentales, empastes en mal estado y otros problemas pueden ser las causas de esta dolencia. Dependiendo del origen pueden indicarse diferentes tratamientos. Acudir al dentista puede prevenir y actuar a tiempo ante la evolución del origen del problema.

MANCHAS DENTALES

En algún momento podemos detectar que nuestros dientes se han oscurecido, cambiado de color o presentan manchas. Las causas más comunes hacen referencia al consumo de café, té, tabaco o alimentos con tintes. En la actualidad existen muchas opciones para blanquear los dientes y eliminar esas manchas. Pregunta a nuestros especialistas y luce la sonrisa que siempre has deseado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *